Berlin River Spree, Berliner Dom, and TV Tower
El Domo de Berlín y la Torre de Telecomunicaciones (Fernsehturm) al ocaso.

Berlín, Viena, Berna


Alemán, francés, italiano, alemán austriaco


Euro, franco suizo


Berlín-Tegel (TXL), Zúrich (ZRH), Viena (VIE)

Alemania y Austria son países estrechamente vinculados tanto geográfica como económicamente y es relativamente fácil viajar entre ellos. Alemania es el país más grande por superficie y población y ofrece muchas oportunidades para el turismo.

Los turistas pueden visitar Núremberg, conocida por ser el lugar donde se celebraron los juicios tras la Segunda Guerra Mundial, caminar por sus calles empedradas y disfrutar de joyas de la arquitectura histórica como el Castillo Imperial. Aquellos que la visiten durante el invierno podrán conocer su famoso mercado navideño. Stuttgart, al sudoeste de Núremberg, en la Selva Negra, es un destino también muy popular que destaca por sus famosas bodegas y sus paisajes cubiertos de enredaderas.

Bad Herrenalb, al oeste, es un destino ideal para explorar la Selva Negra y es conocido como balneario para la salud. Si lo visitas durante el verano, podrás disfrutar del Freibad Bad Herrenalb, una alberca y spa al aire libre. Fráncfort, hacia el norte, es un destino 
que también tiene mucho que ofrecer, como una animadísima vida nocturna.

Hamburgo, ubicada en el extremo norte del país, es ideal para aquellos que desean conocer la vida de una ciudad portuaria alemana. Conocida como «la puerta del mundo», en esta bulliciosa ciudad se alza la Filarmónica del Elba (o Elbphilharmonie), una sorprendente construcción que domina el paisaje de la ciudad. Puedes asistir a un espectáculo y disfrutar después de un paseo por las calles junto al mar. Dresde, al sureste, es famosa por haber sido prácticamente destruida en su totalidad por bombas incendiarias durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de ello, muchos de sus edificios históricos como los jardines y galerías de Zwinger y el Castillo de Dresde se han restaurado cuidadosamente.

Viena, donde se concentra aproximadamente un tercio de la población del país, es, con diferencia, el mayor destino turístico de Austria. Conocida como la «ciudad de la música», fue el hogar de grandes compositores como Wolfgang Amadeus Mozart, Haydn, Franz Schubert y Beethoven entre otros. Los amantes de la música pueden asistir a un espectáculo en el famoso Wiener Musikverein y explorar la historia de este arte en el museo House of Music.

Berna, la capital de Suiza, se encuentra cerca del centro del país. Es una importante atracción turística debido a su arquitectura medieval conservada en el histórico Altstadt (centro histórico), así como en Bundeshaus, donde se encuentra el Parlamento suizo. Zytglogge, una torre medieval y fortificación, también es un destino a destacar.

Interlaken, al sureste, es un buen destino para aquellos que buscan escapar del ajetreo y el bullicio de la vida de la ciudad. En verano, los turistas pueden hospedarse en cabañas de montaña y disfrutar de la natación en el cercano lago de Thun. En invierno, Interlaken es ideal para los amantes del esquí, ya que está situado entre Grindelwald, Wengen y Mürren.


Lausana, situada a orillas del Lac Leman, está cerca de la frontera francesa de Suiza y es el hogar del Comité Olímpico Internacional, así como del Museo Olímpico. Es conocido por el Palais de Rumine, que alberga una serie de museos, y el Parque Olímpico. La cercana ciudad de Montreux es conocida por sus singulares árboles mediterráneos y diferentes de edificios de la Belle Époque, como el Château de Chillon, un castillo de la isla situado en LAC Leman.

Viena

¿Sabías que…?

Mozart vivió largas temporadas en Viena en una docena de residencias, aunque en la actualidad solo queda uno de los lugares en los que vivió. Se trata de un departamento en el nº 5 de la calle Domgasse en el que escribió la famosa ópera “Las Bodas de Fígaro”. Vivió en él entre 1784 y 1787 y ahora es un museo dedicado al músico.

AZIMUT HOTEL KURFÜRSTENDAMM BERLIN: El AZIMUT Hotel Kurfürstendamm Berlin es un establecimiento de 3 estrellas situado en el bulevar más espléndido de la ciudad, el famoso Kurfürstendamm. El hotel se encuentra en un edificio histórico. Su interior es barroco y las columnas de mármol y los frescos de las paredes han sido cuidadosamente conservados para darle al hotel su especial encanto. Hay paradas de transporte público justo al lado de la propiedad, por lo que los huéspedes pueden llegar fácilmente a todos los lugares de interés. También nos encontramos muy cerca del zoológico de Berlín. En nuestro hotel puedes utilizar el servicio de internet gratuito de hasta 600 MB al día en 3 dispositivos diferentes, para responder tus correos electrónicos u otras tareas. Si deseas más, para ver tus series o películas favoritas, utiliza nuestro acceso de alta velocidad, que ofrecemos tras un pago extra a través de un servicio externo. Las habitaciones están disponibles en la categoría Estándar, Superior y Suite.

MERCURE WIEN WESTBAHNHOF: El hotel Mercure Wien Westbahnhof está situado junto a la estación de tren de Westbahnhof, una impresionante ubicación próxima a la zona comercial.