Europa del Este es uno de los destinos turísticos de mayor crecimiento a nivel mundial.

 

La República Checa es el destino ideal para aquellos que quieran conocer mejor Europa del Este sin alejarse demasiado de Europa Occidental. Es un país conocido por sus hermosos castillos, como el castillo de Karlštejn y el castillo de Hluboká, por sus asentamientos medievales y por su arquitectura gótica y barroca. Su capital, Praga, con su castillo medieval, el histórico Puente de Carlos y el pintoresco barrio del casco antiguo, es un destino que no puede faltar en tu viaje.

 

En Polonia, ubicada junto a la República Checa, podrás degustar algunos de los mejores platillos de la cocina de Europa Central y del Este. Visita Varsovia para probar deliciosos platos como los pierogi (una especie de ravioli), los gołąbki (rollos de col) y los polskie naleśniki (crepas polacas). Después, puedes admirar las vistas del centro histórico de la ciudad, pasear por el Parque Łazienki y visitar el Palacio de la Cultura y la Ciencia, construido por los soviéticos.

La siguiente parada en nuestra lista es Bulgaria, cuyo paisaje es muy variado e incluye un largo litoral que bordea el Mar Negro, las montañas de los Balcanes y el río Danubio. Debido a su ubicación, su cultura se ha visto influenciada por los pueblos eslavos, griegos, persas y otomanos. La capital, Sofía, fue fundada en el siglo V a. C, y se encuentra al pie de la montaña de Vitosha. Las principales atracciones de la capital incluyen la iglesia de Boyana, que data del siglo X, y la catedral ortodoxa búlgara de San Alexander Nevsky.

Hungría se encuentra junto a Austria y se le conoce principalmente por su capital, Budapest, dividida por el río Danubio. El castillo de Buda alberga la Galería Nacional Húngara y desde el fuerte del Bastión de los Pescadores se pueden disfrutar de maravillosas vistas panorámicas de toda la ciudad.  No pierdas la oportunidad de visitar la plaza Trinity donde se encuentra la iglesia de Matías, la iglesia de estilo gótico más famosa de Budapest, ubicada cerca del Bastión de los Pescadores. Recomendamos también visitar el Lago Hévíz, el lago termal y spa rico en minerales más grande del mundo, ubicado cerca del Lago Balatón, al suroeste de Budapest.

Para los amantes de la playa, Croacia es una visita obligatoria. Ubicada en la costa del mar Adriático, las ciudades e islas de Croacia, como Dubrovnik y Hvar, son conocidas por sus hermosas playas y su animada vida nocturna al aire libre.

Más al este se encuentra Azerbaiyán, una antigua república soviética situada entre las impresionantes montañas del Cáucaso y el mar Caspio, conocida por su capital, Bakú, y su ciudad vieja amurallada. En Bakú se encuentra también la Torre de la Doncella y el Palacio de los Shirvanshahs, del siglo XV. Un poco más lejos, el Parque Nacional Gobustan ofrece a sus visitantes la oportunidad de ver cientos de volcanes de lodo y cuevas con grabados de la Edad de Bronce y la Edad de Piedra.

Kazajistán, hacia el noreste, cruzando el mar Caspio, limita con China y Rusia. Almaty, la ciudad más grande del país, es conocida por diversos lugares de interés como la Catedral de la Ascensión, una catedral ortodoxa rusa que data de la época zarista, o el Museo Estatal Central de Kazajistán, en el que se exhiben objetos de la historia antigua de Kazajistán. La cercana estación de esquí de Shymbulak es también un importante destino turístico, al igual que la pista de patinaje sobre hielo a gran altura, Medeu.

HOTEL***SUPERIOR: El Bo18 Hotel*** Superior está situado junto a la Corvin Plaza, el río y el transporte público, ofreciendo una estancia relajante cerca del centro de la ciudad. Su recepción y bar, abiertos las 24 horas, la atención del personal y su moderno lobby de nuevo diseño están al servicio de los huéspedes. Sus acogedoras y confortables habitaciones cuentan con TV de pantalla plana, tina con regadera, centro de fitness y bienestar y Wi-Fi gratuito para ofrecer un confort total. El hotel ofrece un rico buffet de desayuno con champán, una copa de bienvenida y snacks y tentempiés en el vestíbulo como garantía de una estancia memorable.

CARLTON HOTEL BUDAPEST: Situado al pie del Bastión de los Pescadores, en el barrio del castillo de Budapest, el Carlton Hotel Budapest se encuentra a 100 m del famoso Puente de las Cadenas. Dispone de habitaciones con aire acondicionado y Wi-Fi gratuito. Los huéspedes pueden disfrutar todos los días de un rico buffet de desayuno, con platillos calientes y fríos. Su céntrica pero tranquila ubicación le ofrece lo mejor en confort hotelero moderno.