La España peninsular está situada en la Península Ibérica, en el suroeste de Europa. También abarca dos grupos de islas. Las Islas Baleares, en el Mediterráneo, Mallorca la isla más grande se encuentra a poco más de cien millas de la costa oriental y las Islas Canarias, situadas aproximadamente a quinientas millas al suroeste y frente a la costa atlántica de Marruecos. Mellila y Cueta son dos enclaves españoles en Marruecos, en el continente africano.

Aunque España es uno de los principales destinos del mundo para las vacaciones combinadas, este país es mucho más que las playas de las costas y las islas. El viajero independiente querrá moverse para ver qué más tiene que ofrecer España.

Cómo llegar 

Hay treinta y un aeropuertos en el continente que sirven a las siguientes ciudades y pueblos: A Coruña, Albacete, Alicante, Almería, Asturias, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Burgos, Córdoba, Girona, Granada, Jerez de la Frontera, León, Madrid, Málaga, Murcia, Pamplona, Reus, Sabadell, Salamanca, San Sebastián, Santander, Santiago, Sevilla, Valencia, Valladolid, Vigo y Zaragoza. En Canarias las islas de El Hierro, Fuerteventura, Gran Canaria, La Gomera, Lanzarote y Tenerife y en Baleares Ibiza, Menorca y Mallorca tienen aeropuertos. Gibraltar, la colonia británica en el extremo sur de España, también tiene su propio aeropuerto. British Airways y el Monarch vuelan diariamente a Gibraltar desde varios puntos de partida en el Reino Unido y Monarch tiene muy buenas ofertas de asientos. Las principales compañías aéreas ofrecen vuelos regulares a España, pero también es un destino principal para las compañías aéreas de bajo coste con vuelos de ida y vuelta disponibles por menos de 100 euros desde otras ciudades europeas. También es posible conseguir asientos de ganga en los numerosos vuelos chárter que sirven a la industria turística. Los viajes en avión dentro de España, con la excepción de un par de aerolíneas de bajo coste, son caros.

Las carreteras principales dan acceso desde Portugal hacia el oeste y Francia que limita con España hacia el noreste. Los viajes por carretera dentro del país pueden variar. Muchas carreteras no son de buena calidad, pero España ha recibido miles de millones de euros en ayuda de la Unión Europea y gran parte de esta cantidad se ha gastado en infraestructura, por lo que también es posible viajar por algunas de las carreteras más nuevas y mejores del continente. El país está bien comunicado por muchas compañías de autobuses que conectan los principales pueblos y ciudades con servicios exprés. También hay una gran cantidad de servicios de autobuses locales.

El servicio de tren está bien desarrollado, permitiendo el acceso al país tanto desde Portugal como desde Francia y el transporte rápido entre pueblos y ciudades de España. Las tarifas son baratas en comparación con otros países europeos importantes. Madrid y Barcelona cuentan con una amplia red de metro.

wbgjg0dso g - Viajar hacia y dentro de España
Madrid vista desde lo alto, uno de los destinos más visitados de Europa

Además de los numerosos servicios interinsulares, hay transbordadores que van desde el continente a los grupos de islas y a los dos enclaves de Marruecos. Las Islas Canarias están servidas por un barco que sale de Cádiz. El viaje es largo, unas 48 horas y las condiciones del mar a menudo hacen que el viaje sea difícil. Puede ser preferible volar aunque, como ya hemos señalado, esto puede resultar caro. Desde Tariffa y Algeciras, en la provincia andaluza de Cádiz, hay ferries que van a Tánger, en Marruecos. El enclave de Cueta también está conectado por ferries con Tariffa, Algeciras y Málaga. Mellila, el otro enclave, está servido por un barco que sale de Málaga y Almería. Las Islas Baleares cuentan con servicios a la península que conectan con Barcelona, Valencia y Denia.

Más información sobre España: 

Turismo de España

España Global