Colosseum in Rome, Italy
El Coliseo Romano, Roma, Italia.

Roma


Italiano


Euro

Pizza, pasta, risotto

Roma-Fiumicino (FCO)

 

Conocida por sus colinas ondulantes, su deliciosa gastronomía y su capital, Roma, Italia es uno de los principales destinos turísticos de toda Europa y quizás de todo el mundo. Bolonia, en el norte del país, es la capital de la región Emilia-Romaña y famosa por la Piazza Maggiore, la Basílica de San Petronio, la décima iglesia más grande del mundo, y la Universidad de Bolonia, fundada en 1088.

Brescia se encuentra en la región de Lombardía y una de sus atracciones más famosas es el complejo del monasterio de San Salvatore-Santa Giulia, en el que se encuentra el Museo de Santa Giulia. El Castillo de Brescia, en la colina Cidneo, también es un destino turístico popular que alberga el Museo de Armas Luigi Marzoli, en el que se exhiben armas y armaduras romanas e italianas antiguas. El lago de Garda, entre Brescia y Verona, es el lago más grande de Italia. Sirmione, una ciudad fortificada situada en el lago de Garda, es un destino turístico popular en el que se encuentran los famosos complejos de spa Virgilio y Catullo.


Verona también es famosa entre viajeros y turistas por ser la ciudad en donde se desarrolla la tragedia de Romeo y Julieta. La Arena de Verona es un anfiteatro construido por los romanos en el siglo I en el que aún se celebran espectáculos de ópera y conciertos. Otras atracciones incluyen el Ponte Pietra, un puente de piedra de la época romana, y los jardines renacentistas del palacio Giusti.

En la costa noroeste encontramos Génova, puerto comercial durante siglos. En esta ciudad se puede visitar la Catedral de San Lorenzo en el centro histórico, que presenta una característica fachada a rayas, y pasear por la Piazza de Ferrari, cerca de la casa de la ópera Teatro Carlo Felice. La Via Garibaldi es una de las calles más interesantes para ver edificios del siglo XVI y el Faro de Génova atrae a los visitantes al famoso Porto Antico. Al noroeste de Génova encontramos Turín, ubicada cerca de los Alpes y conocida por la Sábana Santa de Turín, que se exhibe de forma ocasional en la Catedral de San Juan Bautista. En esta ciudad encontramos también el Museo Egipcio y el Museo Nacional del Automóvil.

Lucca, en la Toscana, es famosa por sus elegantes murallas renacentistas, muy bien conservadas, que rodean el centro de la ciudad y que, en la actualidad, se pueden recorrer a pie o en bicicleta. Esta ciudad llegó a albergar más de cien torres. Hoy en día pocas permanecen en pie, pero las que se conservan pueden visitarse, entre ellas, la Torre delle Ore y la Torre Guinigi.

Más al sur encontramos Nápoles, cerca de Pompeya y el Monte Vesubio. El majestuoso Palacio Real, el Castel Nuovo, que data del siglo XIII, y la Catedral de Nápoles o Duomo di San Gennaro, son solo algunos de los lugares de interés de esta ciudad, cuya historia se remonta a más de cuatro mil años. Se trata de un magnífico lugar desde el que explorar la Riviera napolitana.

Perugia, en el corazón de la región de Umbría, es una ciudad conocida por el Palacio Priori y sus exhibiciones de arte regional, y la Fontana Maggiore, ubicada en la Piazza IV Novembre. Siena, hacia el oeste, es famosa por sus calles empedradas y sinuosas, sus panaderías y tiendas 
gourmet, sus restaurantes trattoria y sus diecisiete distritos históricos, que se extienden desde la plaza de la ciudad, Piazza del Campo, cuya principal peculiaridad es su forma de abanico.